THE COLORS AND DEVOTIONS

La colección Colors and Devotion es mi primer intento de mostrar la diversidad de Brasil a través de la moda, un crisol de razas, religiones, colores, gastronomía y la sensualidad de su gente. Una tierra de inspiraciones que quita el aliento.

El fotógrafo francés Pierre Fatumbi Berger es una de las fuentes de inspiración para la sesión de fotos de la colección realizada en Salvador, la capital del estado de Bahía. Salvador es la ciudad más grande del noreste de Brasil. Fundada por los portugueses en 1549 como la primera capital de Brasil, es una de las ciudades coloniales más antiguas de América y el distrito de Pelourinho en la ciudad alta, alberga muchos ejemplos de arquitectura colonial portuguesa y monumentos históricos.

Fotografiar en Salvador durante una pandemia fue un desafío y no pudimos usar muchos de los lugares que queríamos fotografiar como telón de fondo porque estaban cerrados. Pero estoy seguro de que a pesar de la pandemia logramos un hermoso resultado. Nuestro querido amigo Ravaneli Mesquita, un fotógrafo muy talentoso y tranquilo, vino una vez más para ayudarnos a convertir mi visión y mis sueños en realidad. Viajamos por Salvador observando a la gente hermosa, avistamientos y sintiendo toda la energía local. Antonio Quiroz vino directamente desde México para maquillar y peinar a nuestras hermosas modelos Noemi, Mhavi y Adriana. Juan Ripoll, esposo y mejor amigo, siempre a mi lado mostrando una comprensión del alma humana de una manera que solo una persona verdaderamente talentosa puede hacerlo.

Los colores de Brasil y su gente son siempre un punto de partida muy fuerte para cualquier colección que hago. La Devoción por mi trabajo es lo que me mantiene avanzando, explorando diferentes formas de mostrar lo que hago, lo que me mueve y en lo que creo. Siempre espero ser entendido por el público, eso es lo que completa cualquier obra de arte.

Estoy seguro de que lo que estoy creando con mi equipo va más allá de las demandas del mercado. Es poesía.